Castelló Musical
¿Por qué es importante aprender a tocar un instrumento desde pequeños?

¿Por qué es importante aprender a tocar un instrumento desde pequeños?

La música es el mejor aliado para pasar un rato divertido con amigos, para relajarnos, pensar, como compañía o para estudiar. Escuchar música es una maravilla para nuestros oídos, pero es aún mejor poder componer nosotros mismos o aprender a tocar un instrumento para interpretar la canción que más nos gusta.

La música aporta felicidad y motivación.

Pero en realidad, hay algo que va más allá, y es que aprender a tocar un instrumento desde pequeños otorga a nuestros hijos beneficios sensoriales y cognitivos que no cualquier otra actividad puede generar. Entonces, ¿cómo es de provechosa la música para los más pequeños?

En l’Escola de Música – Castelló Musical siempre trabajamos con un propósito, y es que aparte de fomentar el aprendizaje musical, nuestra enseñanza se centra también en estimular otros aspectos, para así incrementar los beneficios de la música que explicamos a continuación.

La manera de comportarse

Cuando somos pequeños, nuestra capacidad de aprendizaje es mucho mayor que cuando llegamos a la adolescencia. Por ello, todo lo que aprenden los niños es lo que ponen en práctica cuando se hacen mayores.

Tocar un instrumento equilibra el estado de ánimo de los pequeños, pues permite liberar emociones en momentos de alegría o furia. Además, requiere mucha concentración y motivación, porque es una actividad exigente.

De esta manera, provoca un nivel de autoestima mayor que el de un niño que no toque un instrumento.

Asimismo, tocar un instrumento con otras personas fomenta el trabajo en equipo y la empatía, ya que la coordinación y la atención por los “movimientos de otras personas” guiarán el siguiente paso que tenemos que dar para que la melodía cobre sentido.

Así, los niños tienen más facilidad para desenvolverse e interactuar con otras personas.

El desarrollo de la capacidad cerebral

Una de las características más importantes del aprendizaje musical es el desarrollo de la habilidad cognitiva, es decir, nuestra capacidad para retener y entender información, así como prestar atención, memorizar o la capacidad para afrontar y resolver problemas.

La música es un mundo complejo y hermoso a la vez, que requiere constancia y concentración. Por ello, un niño que aprende a tocar un instrumento aprende a su vez a tener paciencia, porque precisa tiempo y práctica.

Por otro lado, mejora la inteligencia espacial de los niños. Esto es la percepción visual de nuestro entorno y el sentido de orientación.

Otras capacidades, no menos importantes

El aprendizaje musical hace que desde pequeños desarrollemos la creatividad, aplicándola así en todos los ámbitos de la vida,ya que genera curiosidad por combinar notas y crear una melodía nueva, o querer aprender a tocar un nuevo instrumento…

A su vez, está demostrado que los niños que tocan instrumentos tienen una mejor pronunciación de segundos idiomas y aprenden a hablar con mayor fluidez otras lenguas.

De esta manera, también evoluciona la capacidad auditiva, puesto que es necesario prestar atención y escuchar detenidamente.

También incentiva el cálculo de tiempos y medidas, lo que significa que hay un niño que toque un instrumento tendrá un mayor control de las matemáticas y las ciencias.

Después de que nuestros hijos aprendan a tocar un instrumento, se puede ver con el paso del tiempo las competencias que ha adquirido y las habilidades que ha desarrollado, así como los beneficios que provoca en el desarrollo cognitivo y emocional de los más pequeños.

En la Escola de Música – Castelló Musical nos preocupamos por los más pequeños y asegurar el pleno aprendizaje y desarrollo personal para no solo educar a un músico cualquiera, sino a un músico con valores y emociones.

All comments

Leave a Reply